miércoles, 9 de octubre de 2013

Oliver Nelson - The Blues and the Abstract Truth (1961)


Oliver Nelson: compositor, arreglos, saxo alto y tenor
Eric Dolphy: saxo alto y flauta
George Barrow: saxo barítono.
Freddie Hubbard: trompeta
Bill Evans: piano
Paul Chambers: contrabajo
Roy Haynes: batería

Grabado en los estudios Van Gelder de EngleWoods Cliffs.
New Jersey, 23 de febrero de 1961.




_________________________________________________

Biografía de Oliver Nelson (hasta la edición de The Blues and The Abstract...)*

Oliver Edwards Nelson nació en junio de 1932, en Saint Louis, Missouri, en una familia abocada a la música. Su hermano mayor era saxofonista en la orquesta de Cootie Williams en los años 40, mientras que su hermana trabajaba como pianista para diversas orquestas locales. De niño, comenzó a estudiar piano y con once años empezó a tocar el saxo alto. Al poco tiempo de tocar el saxo, obtuvo su primer trabajo como profesional, junto a su hermano, con Cootie Williams. Durante toda la década de los 40, Nelson se vio obligado a compaginar trabajos mal pagados en orquestas de baile con su primera actividad profesional: conductor de autobuses.

Todo cambió en 1950, cuando fue llamado por Louis Jordan para ocupar un pupitre en su entonces popular big band. El servicio militar truncó esa buena racha, pero le permitió incorporarse a la banda de la tercera división de marines y viajar por todos los EEUU y Japón, tocando en los clubes de oficiales.
De regreso a la vida civil, se instaló en Washington e intentó, nuevamente sin éxito, abrirse camino en el mundo de la música. Así, mientras estudiaba composición y teoría musical, se ganaba la vida trabajando como taxidermista. En 1959 se traslada a Nueva York y su suerte cambia cuando conoce a Erskine Hawkins, que lo introdujo en el mundillo musical de la Gran Manzana, y le permitió convertirse en el arreglista del popular y mítico teatro Apollo de Harlem. Al mismo tiempo, comenzó a liderar tímidamente sus propios grupos, exponiendo ya ideas musicales novedosas y sorprendentes que llamaron la atención de Quincy Jones, quien le ofreció una plaza en su orquesta. En la banda de Jones, Nelson conoció a muchos de los músicos que le acompañarían después en The Blues and the Abstract Truth.

The Blues and the Abstract Truth
Fue el quinto disco lanzado por el sello Impulse en 1961, aunque probablemente fuera el primero que nació en la cabeza de Creed Taylor, el productor responsable del sello. Taylor y Nelson habían realizado juntos varios discos para Prestige. Así fue que en cuanto crearon Impulse, Taylor ofreció a Nelson la posibilidad de hacer un disco para él, con total libertad y un buen presupuesto para grabarlo en el estudio de Rudy Van Gelder (de moda por aquel entonces). Pero se encontraban con una traba, Nelson tenía contrato en vigor con su actual compañía, Prestige. Finalmente éstos le dejaron grabar el disco para Impulse; poco podían imaginarse que se trataría del mejor disco de Nelson y uno de los más grandes en toda la historia de la música.
El éxito del disco fue inmediato y despertó enormes expectativas ante futuros lanzamientos. Taylor supo aprovecharlo: ese mismo año, además de Nelson, publicó discos de John Coltrane, Art Blakey y Max Roach. Creed Taylor inventó la marca Impulse, en pocos meses la convirtió en sinónimo de calidad jazzística.


A pesar de ser un gran instrumentista y un mejor improvisador, Oliver Nelson pasará a la posteridad como un gran arreglista y un compositor original, pero sobre todo, como el autor de "Stolen Moments".
El tema estrella de este elepé no fue escrito especialmente para este disco;  Nelson lo había escrito un año antes para la grabación de Trane Whistle de Eddie Lockjaw Davis y se editó entonces como "The Stolen Moment". Después de 'The Blues and the Abstract Truth' la pieza se ha difundido siempre con el nuevo título, y existen más de un centenar de versiones grabadas por músicos de la talla de Quincy Jones, Phil Woods, Jimmy Smith, Kenny Burrell, Milt Jackson... Frank Zappa o Andy Summers, entre otros muchos.

"Oliver era muy especial. Tenía sentido melódico, sabía escribir para varias voces como nadie. Era tan elocuente que podía hablar de un montón de cosas. Tenía formación en historia de la música, clásica o de cualquier otro tipo", decía Creed Taylor. Esta formación como musicólogo le sirvió para grabar temas con un enorme sentido melódico, rítmico, variedad de estilos y sobre todo de gran calidad en su composición y desarrollo musical.
Esta obra maestra se grabó en una sola sesión, casi sin repeticiones, e inmediatamente se convirtió en un éxito a pesar de que la mezcla de estilos no formaba parte del lenguaje musical de aquel tiempo ni estaba de moda. Todas las emisoras jazz querían el lp, pero incluso muchas emisoras pop radiaron "Stolen Moments" durante mucho tiempo, convirtiendo al tema en un estándar del jazz moderno.


The Blues and the Abstract Truth (1961)
Escuchar aquí
________________________________________________
The Blues and the Abstract Truth

Todos los temas compuestos por Nelson.
"Stolen Moments" - 8:46
"Hoe-Down" - 4:43
"Cascades" - 5:32
"Yearnin '" - 6:24
"Butch and Butch" - 4:35
"Teenie's Blues" - 6:33

The Blues and the Abstract Truth es un disco que pretende explorar las diversas formas y estructuras de los blues, aunque la mayoría de los temas que lo componen no se estructuran como blues convencionales de 12 compases, sí añaden el componente fundamental del blues, el feelin' o sentimiento que debe prevalecer en cualquier blues que se precie. 


Aquí hay mucho más que 'Stolen Moments', su tema más conocido y tal vez la cara visible de este álbum. 'Hoe-Down' es una pieza de A. Copland que resultará conocida a muchos de escucharla en versiones como la realizada por Emerson, Lake & Palmer para su álbum Trilogy, una joya rediseñada y arreglada por Nelson. 'Cascades' y 'Butch and Butch' nos muestran el modo de entender el bop que tiene este maestro de la música. 'Yearnin', una balada blues preciosa con magníficos solos intermedios que recuerdan un poco los arreglos de 'Hoe-Down' y hacen de ella una de las grandes piezas de este elepé. 'Teenie's Blues' es otra de las joyas del disco, con esa intro de bajo y saxo un tanto inquietante que desemboca en las improvisaciones de una banda que aporta un sabor extraordinario y saber hacer impresionantes. Así es que aunque los arreglos y composiciones sean de Oliver Nelson, este disco no sería lo mismo sin los extraordinarios músicos que conforman la banda y con una calidad tan grande y tan capaz como para grabar este álbum en una sola sesión de grabación.



* Algunos datos se han extraído de vinilos míticos del jazz.

4 comentarios:

  1. Excelente albúm, un poco díficil de conseguir y felicidades, gran blog en verdad.

    ResponderEliminar
  2. Lo acabo de pillar en el Corte en las Ingles por 5 pavos....estoy flipando........

    ResponderEliminar
  3. lo he comprado hoy por 6 euros en Media Mark, un discazo

    ResponderEliminar